Tras el gran impacto que supuso el asesinato de la Maestra Olivia Arévalo Lomas a manos de un turista de ayahuasca canadiense, Coshikox (Consejo Shipibo-Konibo-Xetebo), el organismo representativo de los 45000 tenaces Shipibo-Konibo-Xetebo de la Amazonía peruana, convocó la primera convención de los practicantes de su medicina ancestral en la ciudad de Yarinacocha. Formaron rápidamente un gremio de médicos ancestrales, recusando las palabras “shaman” y “shamanismo” como términos importados que no reflejaban la especificidad de su trabajo. En su lugar se adoptó el término Shipibo onanya (onanyabo en plural), y de ese modo la organización pasó a llamarse Asociación de Onanyabo Médicos Ancestrales Shipibo-Konibo-Xetebo, ASOMASHK. La convención también emitió una declaración, denominada Declaración de Yarinacocha, haciendo un llamamiento para la adopción de una serie de prácticas políticamente conscientes y anticolonialistas que tuvieran en cuenta las diferencias de poder, la desigualdad económica y la realidad social de las comunidades Shipibo, visto el enorme interés extranjero en la medicina vegetal. Adoptando una posición firme contra el extractivismo espiritual y en total solidaridad con la lucha por la soberanía Shipibo-Konibo-Xetebo, afirmamos nuestro pleno apoyo a la declaración y a sus principios. [Más información...]

        Un año después de la formación de ASOMASHK y de la publicación de la Declaración de Yarinacocha, y en vistas al encuentro AYA 2019, se celebró la III Conferencia Mundial de Ayahuasca el 31 de mayo en Girona, Catalunya, España, y se publicó el Pronunciamiento de la Nación Shipibo-Konibo-Xetebo sobre la Globalización de la Ayahuasca.  [Léalo aquí...]

postit.jpg
coshikoxlogo.png

YARINACOCHA DECLARATION

 

Publicada el 19 de agosto de 2018 en

la primera Convención de Médicos Ancestrales Shipibo-Konibo-Xetebo

[Transcripción obtenida en la web de SERVINDI]

        Preocupados por el conocimiento de las plantas y el saber ancestral que se están perdiendo en las comunidades y no se están transmitiendo a las generaciones del futuro;

 

        Reconociendo las repercusiones del colonialismo, la educación estatal y occidental, y la invasión de sistemas industriales en las comunidades que ponen en peligro las prácticas y conocimientos ancestrales del Pueblo Shipibo-Konibo-Xetebo;

Reconociendo el tamaño o expansión que alcanzó el turismo espiritual en los territorios amazónicos, reconociendo al mismo tiempo que el interés internacional trae oportunidades, así como peligros para el desarrollo de la sabiduría indígena;

Siendo conscientes de la importancia de coordinarse y acordarse entre los maestros para asumir las ocasiones y además discutir estrategias para solucionar los problemas que impactan nuestras comunidades, dramáticamente metidos en escena por el asesinato de la Maestra Olivia Arévalo Lomas;

Declaramos que:

 

  1.    
    Por su historia, práctica, y metodología, el trabajo de Onanya y el conocimiento indígena de las plantas medicinales, son aptitudes y sabidurías anti-colonialistas, capaces de resistir, transformarse y renacer frente a cada ataque y dificultad. Así que los maestros, educadores y practicantes también necesitan ser conscientes y estar orgullosos de cultivar la natura anticolonialista de sus prácticas.
       

  2.    
    El trabajo espiritual y la lucha para la autodeterminación no son separables. Tienen que seguir adelante por el mismo camino.
       

Así que:

 

  1.    
    Elegimos el término Onanya / Maestro de Medicina Ancestral para re-emplazar ‘shaman’ y ‘shamanismo’, terminologías iamportadas que no se aplican históricamente a nuestra cultura.
       

  2.    
    Sugerimos que los Onayas se enfoquen a la trasmisión y entrenamiento de jóvenes shipibos, especialmente en las comunidades, priorizando nuestras acciones en la familia y las comunidades así para contrastar la apropiación cultural por parte de los aprendices extranjeros que superan numéricamente a los locales ya que nuestros jóvenes no tienen los mismos recursos económicos para atender largos periodos de entrenamiento.
       

  3.    
    Invitamos a los Onayas, maestros, practicantes y alumnos (extranjeros como nativos) a ser conscientes de la política de autogobierno del pueblo Shipibo-Konibo-Xetebo, y a contribuir a la lucha para la autodeterminación cultural, económica y social.
       

  4.    
    Proponemos establecer la escuela Meraya (inspirada en los valores escritos en esta declaración) que incluya educación en materias de plantas medicinales, política, arte, y tecnologías digital, vegetal y espiritual.
       

  5.    
    Buscamos desarrollar un mecanismo por el cual los extranjeros que se aprovechan de la medicina indígena, de la curación y del trabajo espiritual contribuyan al empoderamiento cultural y político del pueblo shipibo y su camino hacia la autodeterminación; ese mecanismo puede incluir, por ejemplo, una tasa o una contribución por cada pasajero extranjero hacia una organización como la escuela Meraya.

     

  6. Invitamos a los Onayas  a juntarse a la Asociación de Onayabo – Médicos Ancestrales Shipibo-Konibo-Xetebo para que puedan coordinarse unitariamente y así exigir derechos y salarios justos.

oliviagrave_MG_2165.jpg
GIFMaker.org_JYlQio.gif
group2_MG_2672.jpg