compositionlight.jpg

El Pajaro Picaflor Pinta Canciones Aromáticas
Sara Flores y Celia Vasquez Yui

comisariado por Brett Littman y el Shipibo Conibo Center
Outsider Art Fair NYC, Booth D7
16 - 19 enero 2020

Como proyecto especial para la feria de arte de 2020 Outsider Art Fair en NYC, Brett Littman, director del Museo Noguchi, y el Centro Shipibo Conibo de Nueva York co-comisariaron una exposición especial del trabajo de las artistas Shipibo Sara Flores y Celia Vasquez Yui, que viven y trabajan en la Amazonía peruana, donde los grupos indígenas luchan contra la deforestación desenfrenada y la invasión violenta de sus tierras y sus vidas por parte de los intereses petrolíferos y del aceite de palma.

• Sara Flores nació en 1950 en la comunidad nativa de Tanbo Mayo. A los catorce años comenzó su aprendizaje en el mundo de las artes de la mano de su madre, y su práctica artística se distingue por un diseño intrincado y una exactitud asombrosa. El kené a través del cual Sara proyecta y reestructura su propio universo es un género complejo cuyo sistema codificado casi cibernético se conecta con el sustrato de la existencia y lo representa. Los motivos de variación (dibujados a mano y de forma libre) revelan la manera alucinante en la que estos patrones se almacenan mnemotécnicamente y luego se delinean en el lienzo a través de una práctica corpórea, prácticamente como un mapeo neuronal, un ejercicio de conectómica. A menudo haciendo referencia a los patrones visuales y musicales del chamanismo de la ayahuasca, en el que el chamán y el acólito toman un psicotrópico, el kené también se considera un diseño curativo o una especie de medicina de diseño. Sara utiliza una variedad de tintes naturales policromados que prepara con flora autóctona: las hojas del amí para el morado; el fruto del achiote para el rojo; la corteza del yacushapana para el negro; la raíz del guisador para el amarillo. Sara a menudo trabaja junto a su hija, añadiendo una dimensión expansiva al trabajo cuando los dos cuerpos y las dos mentes se van fusionando para completar los patrones de la otra.

• Celia Vasquez Yui es una artista, activista por los derechos indígenas y representante política del Pueblo Shipibo de Perú. Nacida en 1960, empezó creando de niña junto a su madre, una eminente ceramista y descendiente de las culturas del horizonte policromo, cuyo registro artístico en toda la Amazonía se remonta a miles de años. En la disciplina de Celia, el ecosistema se funde con las costumbres sobrenaturales, rituales, estéticas y sociales, generando un todo cultural potente y multifacético. La artista concibe y realiza su trabajo como una chamana, preparándose ritualmente durante varios días, como lo haría un médico ancestral, ayunando, absteniéndose de sexo y de la ingesta de determinados alimentos, cantando y fumando tabaco para propiciar la cocción. Incorpora los patrones repetitivos Shipibo en sus jarrones y esculturas de animales figurativos hechos a mano. Estas esculturas zoomorfas aluden a una comprensión espiritual de la ecología, según la cual la compilación de un bestiario no es solo un compendio de animales en peligro de extinción, sino también una invocación de sus espíritus, un llamamiento para que acudan y ocupen el espacio y un lamento contra su desaparición. La arcilla que trabaja es muy plástica y ha de ser mezclada con las cenizas de la corteza de un árbol en concreto junto con los fragmentos de objetos cerámicos anteriores, a menudo de origen arqueológico y que han sido reducidos a polvo. Este material no solo tiene un uso tecnológico, ya que sirve como antiplástico, sino también tiene una finalidad simbólica: la creación y la fragmentación de las vasijas forma parte de un ciclo circular, que entrelaza el pasado con el futuro.

booth.jpg
SaraFloresCanoaKene2019.jpg
IMG_5581 2.jpg